El Consejo Superior del Colegio de Psicólogas y Psicólogos de la provincia de Buenos Aires expresa su repudio al accionar persecutorio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires frente a las protestas estudiantiles de los últimos días.

La presencia policial en instituciones y en los hogares de alumnas y alumnos, al igual que las sanciones a sus familiares, expresan conjuntamente una forma de criminalización de la protesta, cierre del diálogo y promoción de la violencia que guardan una semejanza peligrosa con etapas oscuras de nuestra historia.

Observamos con profunda preocupación el hecho de que quienes son responsables de brindar contención y allanar el camino hacia una solución del conflicto, recurran a tales métodos, procediendo en sentido contrario al cuidado humano indispensable que implica la gestión de cualquier instancia educativa.